Experimento: Relajantes caseros

En este experimento fácil para los niños, aprenderemos a preparar ambientadores personalizados que generen efectos positivos sobre nuestros estados anímicos, veamos a continuación los materiales necesarios y hagamoslo de una vez.

Relajante  casero

Materiales

  • Botella de dispensador de aerosol de 100ml
  • Aceite esencial  (25 a 30 gotas)
  • Agua destilada
  • Gotero

Procedimiento

Verter en la botella de aceite y el agua destilada. Enseguida, agitar bien el frasco y,  tras dejar reposar el contenido unos segundos, rociarlo en la sala.

Veamos ahora la preparación con las esencias naturales:

  • Para neutralizar olores de animales domésticos, mezclar quince gotas de aceite de árbol de té con diez gotas de aceite de limón.
  • Para revitalizar el ambiente, combinar quince gotas de aceite de menta  con diez de romero.
  • Para mejorar el sueño, mezclar diez gotas de aceite de naranja con quince de lavanda.

Cada una de estas mezclas debe contener  también cien mililitros de agua destilada.

Conclusiones

Es muy sencillo realizar relajantes caseros. Los aceites esenciales puros, a diferencia de los sintéticos, no manchan las paredes de los muebles. Ahora podrás aromatizar y traer buenas energías, sobre todo sin contaminar el medio ambiente.


Comparte este artículo...


Comentar no cuesta nada...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 comentarios